Mercado Avisos blog

5 maneras de iniciar una conversación en un grupo

5 excelentes maneras de iniciar una súper conversación en una situación de grupo.

Iniciar una conversación no siempre es fácil, especialmente cuando no te sentís cómodo con las personas con las que estás conversando.

Podría haber una extraña sensación de incomodidad al comienzo de la interacción, a menos que conozcas estos cinco secretos para iniciar una gran conversación con un grupo de personas:

1- Involucralos a todos.

Al iniciar una conversación, podría ser necesario presentar a las personas entre sí. Eso es si no se conocen, o algunos de los presentes no lo hacen.

Luego, conectá a uno de tu grupo con el tema del que estás hablando invitándolo a contribuir. O simplemente podés relacionar a una persona con otra con sus puntos en común para fomentar el diálogo.

2. Elegí un tema.

Al iniciar una conversación, elegí un tema general. Uno con el que todos puedan identificarse. Esto permitirá que todos sientan que pertenecen. Esta es una excelente manera de animar a todos a compartir ideas.

3. No hacer muchas preguntas.

Esto debe evitarse especialmente cuando se le pregunta a una sola persona. La persona puede sentir que se enfrenta a un pelotón de fusilamiento. Hacer demasiadas preguntas a una persona puede hacer que se sienta incómoda.

Al hacerlo, podrías darle a esa persona una razón para abandonar la conversación. Los demás también pueden sentirse incómodos con esto, ¡Podrían pensar que se les preguntará a ellos a continuación! Y esto puede ser fatal.

4. Romper el hielo.

Al principio, puede haber incomodidad entre los integrantes del grupo. Y para solucionar esto, podés trabajar para romper el hielo. Cada uno de los miembros está esperando que alguien haga esto. Podés hacerlo haciendo una broma que los haga reír. También podés comenzar contando una historia. Esto puede llevarlos a compartir su historia también, y así todo seguirá naturalmente.

5. Hacé preguntas abiertas.

Estas preguntas requieren una respuesta más allá de un sí o no, y harán que el flujo de su conversación sea mucho más fluido si se hace de manera inteligente. Estas preguntas pueden incluso llevarlos de tema en tema logrando una charla más eficaz.

Hacer preguntas abiertas te permite probar rápidamente las aguas para ver qué temas están interesados ​​en discutir las personas del grupo. Y siempre recordá hacer las preguntas con un tono agradable.

No es necesario que utilices todos estos consejos, ni que los utilices en orden. Simplemente elegí cuáles son los más apropiados para las situaciones en las que te encuentres. Lo que importa es utilizar estos consejos para iniciar una conversación con un tono positivo y optimista.

Una vez que comiences a experimentar con nuevas formas de iniciar conversaciones, notarás que es lo que funciona mejor para tu personalidad, y en este punto, todo será mucho más fácil y, antes de que te des cuenta, vas a disfrutar conociendo gente nueva.

¡Si te gustó este artículo compartilo con un amigo o familiar emprendedor al que le pueda interesar!

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *