Mercado Avisos blog

Que es la atención plena y como utilizarla

La atención plena es una técnica que te permite entrar en un estado de conciencia en el que se dejan de lado las distracciones y el poder de tu mente puede funcionar de manera más eficaz. Te ayuda a pensar con más claridad y a concentrarte mejor en el presente y las cosas que te rodean. 

Te dejamos algunos ejercicios fáciles para lograr tener atención plena.

Más poder mental en minutos.

Primero sentate en un lugar cómodo, relajate y respira profundamente por la nariz. Luego cerrá los ojos y se consciente de tu respiración entrando y saliendo. Después de un minuto, dirigí tu atención a tu cuerpo, una parte a la vez, notando las sensaciones de frío, calor, tensión, dolor y cualquier otra cosa que identifiques. 

En unos minutos, comenzá a escuchar los sonidos en la habitación, sin pensar en ellos, solamente escuchando.

Cuando te sienta bien, abrí los ojos y mirá a tu alrededor como si estuvieras viendo por primera vez. Descansá la vista en un objeto durante treinta segundos examinándolo sin pensar en él. Luego cambiá la mirada a otro objeto y luego a otro, sin dejar de ser consciente de tu cuerpo, tu respiración y cualquier sonido que haya en la habitación. Permanecé en este estado de atención plena hasta que estés listo para levantarte.

Ser consciente de tu cuerpo, tu respiración y tu entorno inmediato te pone más plenamente “en el momento”. Tu mente está en un estado muy receptivo, con menos distracciones mentales que impiden pensar con claridad. Hacer un ejercicio de atención plena antes de las tareas mentales importantes te dará un mayor poder mental, específicamente más enfoque y concentración.

Un truco de atención plena aún más fácil.

Probá este truco hoy mismo: cuando te sientas estresado, hacé una pausa y observá cuidadosamente para identificar lo que te molesta. Tal vez estés esperando que suceda algo malo, o una discusión está sucediendo justo debajo de la superficie de tu conciencia, o estás preocupado por algo, o sentís dolor de alguna manera. Tomá nota de todo lo que encuentres.

Luego tratá de resolver estas cosas irritantes para la mente. Hacé una llamada telefónica que esté pendiente en tu mente, disculpate con quien quiera que estuvieras peleando. Escribí cosas en la lista de tareas pendientes para mañana para sacarlas de tu mente. Haz este ejercicio y te sentirás menos estresado y más capaz de concentrarte en las tareas que tenés entre manos. Tendrás más poder mental para el resto del día.

¡Si te gustó este artículo compartilo con un amigo o familiar emprendedor al que le pueda interesar!


También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *