Recetas de pizza

Porciones: 4 pizzas grandes.

Ingredientes:

  • 1 kg de harina.
  • 30-50 g de levadura fresca.
  • 700 cc de agua tibia.
  • 1 pizca de azúcar.
  • 1 cda de sal.
  • 6 cdas de aceite vegetal o de oliva.

Preparación:

1- En un bowl disolver la levadura, agregar un poco de agua tibia hasta cubrir la levadura, una pizca de azúcar y otra de harina. Luego cubrir con un paño y dejar fermentar unos minutos.

2- En un recipiente más grande agregar la harina y la sal. Realizar un hueco en el centro y agregar la mezcla de levadura hecha anteriormente. Luego agregar de a poco el aceite, y el resto del agua tibia, tomando en cuenta que la masa tiene que ir quedando fácil de amasar y sin pegarse mucho en los dedos.

3- Ablandar la masa para lograr una textura lisa y uniforme, fácil de amasar.

4- Para proceder al leudado, dividir la masa en 4 bollos y dejar reposar en un lugar templado sobre una tabla de madera y cubrir con un repasador durante una hora como mínimo. Es importante que el reposo sea en un lugar templado para lograr que la masa duplique o triplique su volumen.

5- Luego de que la masa haya leudado, estirar cada bollo sobre una asadera previamente aceitada y llevar a horno fuerte.

6- Cuando la masa haga piso, sacar del horno, agregar la salsa, el queso y los gustos que prefieras.

Para la salsa

Ingredientes:

  • 3 tomates.
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cdta de orégano seco.
  • 30 ml de aceite vegetal o de oliva.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 vaso de agua.
  • Otros condimentos o hierbas a gusto.

Preparación:

1- Lavar bien los tomates y realizar un corte superficial en forma de “X”.

2- Llenar una olla con agua y calentar. Cuando el agua esté caliente, colocar los tomates por un minuto o minuto y medio.

3- Retirar  y enfriar los tomates con un poco de agua fría. Pelar y cortar los tomates en trozos medianos.

4- Por otro lado, picar la cebolla en pequeños cubos. Repetir el procedimiento con el diente de ajo.

5- Colocar el aceite en una olla, luego agregar la cebolla y freír durante 4 o 5 minutos hasta que esté transparente. Agregar el ajo y cocinar durante un minuto con cuidado para que no se queme.

6- Agregar el tomate picado, el orégano y la sal a gusto.

7- Por último, añadir un vaso de agua y tapar la olla. Dejar cocinar a fuego medio durante 30 minutos. Es importante revolver cada 5 minutos para que la salsa no se queme.

8- Dejar enfriar, colocar en licuadora o procesadora y licuar por un minuto.

¡Disfrutá esta receta y compartí los resultados en tus redes!


También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *